lunes, julio 22Magazine

10 SEÑALES DE QUE TIENES FATIGA MENTAL Y QUÉ HACER AL RESPECTO

fatiga mental

La fatiga mental puede ser tan devastadora o incluso peor que la física, te deja sin ganas de hacer cosas, puede afectar tu productividad y concentración, y reduce tu calidad de vida, así que es importante aprender a identificar las señales y hacer algo al respecto.

De hecho, incluso hay estudios que dicen que la fatiga mental puede afectar también tu desempeño con el ejercicio y puede ser una razón por la que no consigues los resultados que quieres, y eso te da una razón más para no dejarla pasar o esperar que desaparezca sola, porque no siempre lo hace.

La ciencia dice que es igual de importante cuidar nuestras mentes que cuidar nuestros cuerpos (que sienten fatiga física), esto porque el cerebro también se va haciendo viejo, y si no lo cuidas puede perder sus capacidades, tener problemas de memoria y muchas otras cosas más que son más útiles e importantes de lo que crees. 

¿Qué es la fatiga mental?

No solo el cuerpo se caza, la mente también lo hace y eso es lo que te puede empujar a tener problemas como el burnout, mucho estrés o ataques de ansiedad.

De acuerdo con WbMD, la fatiga mental “es como el cansancio físico, excepto que es tu mente en lugar de tus músculos. Tiende a aparecer cuando te enfocas en una tarea mentalmente difícil por un tiempo. También puede sentir este tipo de fuga de cerebros si está siempre alerta o estresado. Tu trabajo, el cuidado de los niños o de los padres que envejecen, y otras cosas, pueden llevar al agotamiento mental”.

Healthline, por su parte, explica que esto se puede dar cuando el cerebro tiene momentos de demasiada estimulación o actividad, cuando estás estudiando o cuando tienes que trabajar mucho y no tienes suficiente tiempo para descansar o relajarte.

Las señales de que tienes fatiga mental

De acuerdo con lo que dice Healthline, algunas de las señales de que puedes tener fatiga mental son:

  • Sentir mucha tristeza o depresión
  • Ansiedad que no desaparece
  • No te importan las cosas a tu alrededor
  • Te sientes derrotado
  • Pesimismo constante
  • Estás más irritable o te enojas por todo
  • No puedes procesar o controlar tus emociones
  • Menos motivación y productividad
  • Problemas para concentrarte, recordar información
  • Te cuesta trabajo terminar lo que empiezas

Otros síntomas pueden incluir problemas para dormir, te desconectas mentalmente fácilmente, desarrollar hábitos poco saludables, cometes más errores en las cosas que sabes hacer, mucha preocupación y hasta hacer los mismos ejercicios de siempre se siente más agotador o demandante.

Y también hay señales físicas de que estás mentalmente agotado, como el sentir más dolores, tener problemas del estómago, cambios en tu peso o estar enfermo más de lo normal.

¿Cómo combatir la fatiga mental?

Busca actividades relajantes: Es importante que tengas hobbies, ya que esto mantiene a tu cerebro activo e incluso ayuda a prender cosas nuevas, pero también es clave que dentro de estas actividades incluyas cosas que ayuden a relajarte, a que dejes de darle mil vueltas al mismo pensamiento y a que puedas tener un momento de calma para recuperar la energía. Y también es buena idea practicar técnicas de respiración y meditación.

Que dormir sea prioridad: Lo que menos necesitas cuando estás mentalmente activado es irte a dormir muy tarde y hacerlo por pocas horas. Muchos expertos recomiendan que tengas una rutina nocturna y un horario fijo, esto para que puedas dormir mejor y que logres tener suficientes horas cada noche.

Programa pequeños descansos: No necesitas y no debes trabajar 24 horas seguidas, el descanso es importante para que tu cerebro se recupere, para que puedas concentrarte y para evitar el burnout, y para que rindas mejor, así es por esto que WebMD dice que la ciencia recomienda tener pequeños descansos a lo largo del día, y que te tomes al  menos uno de 5 minutos por cada 25 de trabajo.

Actívate y pasa tiempo afuera: La actividad física y el ejercicio también tienen efectos positivos para la salud mental, principalmente porque ayudan a liberar endorfinas. Lo mínimo que debes hacer al día son 30 minutos de ejercicio, pero también hay que moverse más en general, e intentar pasar un poco de tiempo al aire libre, para que puedas tener una dosis de vitamina D y contacto con la naturaleza.