lunes, julio 22Magazine

LUTO EN LA MÚSICA POR LA MUERTE DEL CANTAUTOR CUBANO PABLO MILANÉS

Pablo Milanés

El reconocido cantautor cubano Pablo Milanés falleció a los 77 años este lunes 21 de noviembre en Madrid. Se trata de una de las voces más queridas de la música, recordado también por algunas canciones emblemáticas como Yolanda.

Según un comunicado difundido en sus redes sociales, el artista se encontraba hospitalizado desde el 12 de noviembre por “una serie de infecciones recurrentes” que habían venido afectando su salud en los últimos tres meses.

“Esta situación clínica es secundaria a una enfermedad oncohematológica que sufre desde hace varios años, y que le exigió instalarse en Madrid a finales del año 2017 para recibir un tratamiento inexistente en su país”, revela el documento.

Por esta razón, fueron cancelados varios de los conciertos que tenía programados, al igual que toda su actividad artística.

Vida y obra de Pablo Milanés

Pablo Milanés nació el 24 de febrero de 1943 en Bayamo, ciudad donde tuvo origen su vida artística, y donde comenzó a cantar como aficionado en la radio, incluso se coronó ganador a sus 6 años, cantando un corrido mexicano.

En la década de los 50 se traslado junto a su familia a La Habana, donde tuvo contacto con artistas reconocidos, quienes se convirtieron paulatinamente en sus maestros. Se formó por algunos años en el Conservatorio Municipal de la ciudad, pero pulió su talento en la calle, frecuentando cafés donde demostraba sus dotes artísticos.

DE INTERÉS: BAD BUNNY SE CONSAGRA MUNDIALMENTE CON SU NOMINACIÓN A MEJOR ÁLBUM DEL AÑO EN LOS GRAMMY

Siguió participando en programas radiales, pero también en la televisión. Llegó así a incursionar en el programa Estrellas Nacientes en 1956, donde su arte llegó a otro nivel y a más oídos.

Inició su carrera en los años 60 en varios grupos vocales como el trío Los Armónicos o el conjunto Sensación; llegó también al Cuarteto del rey, y en 1964 formó parte de Los Bucaneros.

En 1963 compuso Tú, mi desengaño, la que sería su primer canción. A partir de ese momento, Milanés interpretó sus propias canciones en clubes de renombre.

Con la composición Mis veintidós años, en 1965, «Pablo se introdujo en un nuevo lenguaje musical que aglutinaba las tendencias tradicionales con su necesidad de experimentar nuevos caminos musicales. De ahí en adelante su condición de compositor se destaca y crea temas como 14 pelos y un día, Pobre del cantor o Para vivir, temas que versaban sobre el amor o el compromiso político y social».

También hizo colaboraciones musicales para el cine, pero fue hasta 1969 que hizo parte de el Grupo de Experimentación Sonora, donde acompañado de otros artistas trabajaron bajo la tutela de Federico Smith y Leo Brower en la recuperación de temas tradicionales cubanos.

Por esos años surgen canciones tan emblemáticas como Yolanda, Quien me tienda la mano al pasar o Los caminos, entre muchas otras.

En 1975 grabó su primer disco Versos Sencillos, hecho para musicalizar los poemas de José Martí. A partir de ese año acompañó a destacados músicos como Emiliano Salvador, Eduardo Ramos o Frank Bejerano y comenzó las giras con su grupo fuera de Cuba. Primero visitó Italia y le siguieron Alemania, Polonia, Bulgaria, España, y México, pero la internacionalización del trovador había comenzado desde la segunda mitad de la década de los 70.